DSC_0460rs

Los rápidos e imprevisibles cambios en las condiciones de viento fueron la nota dominante en la segunda prueba de la regata de cruceros Vuelta a las Islas (Acto II), celebrada en la mañana del domingo 21 de enero de 2018 en aguas de la bahía de Cartagena.

Viendo la reñida salida desde la dársena interior del puerto, impulsados por un moderado viento racheado del norte, pocos pudieron presagiar que todo cambiaría al salir a aguas abiertas.

En efecto, al llegar a la primera boya, situada a varias millas de la costa, el viento se esfumó, dejando a toda la flota en un pozo de quietud del cual sólo los más hábiles y los más afortunados pudieron salir para tomar ventaja.

Ese fue el preludio de una regata en la que el viento tuvo importantes cambios de dirección e intensidad, imponiéndose condiciones distintas en cada zona, que se alteraban a cada momento. Maestral, jaloque, lebeche y levante; todos aparecieron inopinadamente entre Cabo Tiñoso y Punta Podadera.

Los numerosos abandonos son el testimonio de las dificultades que los regatistas encontraron, poniendo a prueba la experiencia de cada patrón, el buen hacer de las tripulaciones, la condiciones de cada barco y, por qué no decirlo, la fortuna que sonrió a unos y fue esquiva para otros.

En esta segunda prueba de la Vuelta a las Islas (Acto II), organizada por el RCR Cartagena, resultaron vencedores Sirius IV (Armada Española) en clase 1, Cañas II (RCRC) en clase 3, Trebol Queen II (RCRC) en clase 4 y Pacharán (RCRC) en clase E, siendo este mismo orden el de la clasificación general ya que la primera prueba fue suspendida por falta de viento.

La próxima cita tendrá lugar el sábado 3 de febrero con la IX Regata Tránsito Carnaval, que llevará a buena parte de la flota cartagenera a Águilas para participar en la Regata Costa Cálida-Trofeo Estrella de Levante.